Es una palabra armada de dos en inglés, “man” (hombre) y “explain” (explicar). Es el hábito masculino de explicar cosas a las mujeres, con independencia de si se sabe algo del tema y usando por lo general un tono paternalista y condescendiente. Acá hay una explicación con ejemplos y más detalle.