Es el proceso de desaprender todo el machismo inculcado y actuar en consecuencia en base a lo aprendido sobre feminismo, machismo, etc. Poner en tela de juicio todo lo que somos, como hijos del patriarcado, cambiar para mejorar como personas y así lograr un cambio social tangible donde todos los géneros sean tratados equitativamente en todos los sentidos.