Reflexionando sobre una charla que quiero dar en un congreso de informática (FLISoL – Festival Latinoamericano de Instalación de Software Libre) decidí que el título de la charla debía ser sobre machismo y no sobre feminismo.

¿Está bien que los varones hablemos sobre feminismo? ¿Exactamente qué buscamos hablando de feminismo? Las mujeres lo hacen muy bien y no necesitan de nuestra ayuda (¿la necesitaron alguna vez?). Entonces… ¿cómo se hace desde la posición de varón para sumar? Hay un artículo que habla muy bien sobre esto en EconomiaFeminita.com pero yo creo que además de todo eso que dice el artículo también está hablar sobre machismo.

Cuando publiqué que iba a hablar sobre feminismo en Flisol una mujer me dijo “deberías darla con una mujer al lado, media pila” y pensé —¡Lógico! Tiene razón.

Pero no era exactamente lo que quería hacer, quiero decir, no es que no quiera dar una charla con una mujer al lado. Lo que yo sospecho, porque lo he visto en charlas públicas donde mujeres hablan de feminismo, es que los varones no van porque se sienten demasiado interpelados, acusados, expuestos (algunos, por supuesto, no todos). Entonces, si es un varón el que da la charla quizás le sea más fácil a otro animarse a ir a escuchar.

Lo conversé con mi compañera (gran feminista ella) y sumó algo que no tenían en la cabeza: no deberías hablar de feminismo, habla de machismo.

¿Pero si justamente lo que quiero es hablar de feminismo para que los varones dejemos de ser machistas? Yo no soy machista! (pensé). Bueno… obvio que lo soy, estoy tratando de deconstruirme pero eso no me deja afuera del conjunto.

Luego de reflexionar sobre eso, sobre lo que mi compañera me dijo (¿por qué nos cuesta tanto escucharlas? es increíble, aún después de todo lo que hago, aún cuesta) tomé la decisión de cambiarle el título a la charla tomando la sugerencia de ella. Eso, ¡hablemos de machismo!

Mi nuevo título:

Deconstruí tu machismo geek!

Obvio que voy a hablar un poco sobre el feminismo, no puedo no hablar sobre eso porque es muy importante y tiene todo que ver. Pero no es sobre eso que tengo que concentrar la charla, sino sobre todas las acciones machistas hacemos los varones (consciente o no, a propósito o sin querer).

Y hay un montón por supuesto, micromachismos, cuáles son –en mi opinión– las cosas que nos rodean constantemente que combinadas entre sí terminan en ataques de odio hacia las mujeres.

También tengo que agregar algunas posibles respuestas a la pregunta ¿Cómo se sale de acá? ¿Cómo salimos los varones? ¿Qué podemos hacer para sacarnos de encima nuestro machismo y deconstruirnos?