Con el objetivo de dar una charla sobre machismo geek en los eventos FLISoL y FISL armé una encuesta con algunas preguntas. La última de ellas era la más importante para mi (ejemplos de micromachismos sufridos en carne propia).
La charla que estoy preparando busca conscientizar a los varones (geek) sobre el machismo que llevan dentro. Hace más de veinte años que interactúo con este segmento de la sociedad, de hecho, soy parte de él.
Las personas que lo conforman tienen mucha capacidad intelectual y eso conlleva -en una importante mayoría- algunas deficiencias en términos sociales. Pero con los años he descubierto que se le suma otro patron aún más preponderante dentro de la población varonil de este segmento: la soberbia o el cancherismo soberbio.
Algunos más y otros menos, introvertida o extrovertidamente pero la mayoría de los geeks somos así, especialmente entre los jóvenes de 20 a 30 años. Pareciera ser que por el hecho de saber mucho sobre una temática (la informática) nos pusiera por encima de los demás. En la práctica social no es grave porque la persona geek tiende a ser introvertida y también tiene muchas inseguridades en términos de interacción con otros seres humanos, entonces calla, pero esto no es así entre sus pares.

Acá es donde se me ocurrió “meter la cuchara” y para ello necesitaba ejemplos de micromachismos, como no soy mujer, ni los he sufrido en carne propia salí a buscarlos haciendo una encuesta. Respondieron 84 personas (espero que todas ellas mujeres).

Yo no soy encuestador y difícilmente podría armar una encuesta desde la cual analizar los datos con pericia, pero igualmente me sorprendieron algunos de los resultados.

Voy a resaltar los más importantes dentro del objetivo de este blog.

Hice algunas preguntas de rigor como edad, estado civil, años que hace que está trabando en sistemas. También otras para desmitificar algunos mitos (machistas) sobre las mujeres de este segmento: orientación sexual. Lo que dio un 82% de heterosexuales CIS (cuya identidad de género coincide con el sexo que les fue asignado al nacer).

Dado que no es lo mismo ser una persona sin niños a cargo que tenerlos, ya que puede traer problemas en el trabajo, especialmente en aquellos lugares donde no se tiene en cuenta este factor decidí agregarlo también para poder identificar si había alguna correlación entre ese dato y algunas de las otras respuestas.

La mayoría de las personas que respondieron se identifican como feministas, como indica el gráfico a continuación:

La que más me sorprendió fue una pregunta de control sobre si el machismo es el antónimo de feminismo, hay un 15.5% que consideró que sí, increíble:

La pregunta más clara y contundente, que da espacio a todo el trabajo que tenemos por delante es la siguiente:


Casi el 80% de las mujeres siente que seguramente o quizás, por ser mujer, tiene que demostrar que saben más que sus pares varones. Y esto se ve en los comentarios que ellas mismas hicieron en la sección de micromachismos. Muchas de ellas se quejaron sobre esto: ya las ven mujer y automáticamente piensan “qué va a saber esta mina“. Cuando es un prejuicio enorme y -además- una actitud fuertemente machista. Hay un muy buen artículo sobre esto escrito por una mujer, Diana Reyes (a.k.a Tifis), sobre este tema.

El mansplaining es, evidentemente, muy preponderante:

Micromachismos

Sobre los micromachismos (varios de ellos dejaron de ser micro desde que nacieron), acá algunos de ellos.

Yo los transcribí y los traté de agrupar lo mejor posible porque no quiero que se hagan posibles relaciones entre las respuestas y las personas que respondieron, la encuesta fue totalmente anónima, no se recopiló ningún dato de identidad, no sería lógico exponer a nadie, ni sin querer.

Cuando expliqué que sabía sobre un tema en el equipo de trabajo se rieron y le terminaron preguntando sobre lo mismo a mi compañero varón. Que dijo lo que yo ya sabía.

Esto es algo que se repite y se repite, las mujeres dicen lo que saben, los varones las interrumpen antes si quiera terminar de explicar las cosas y parece que lo que dice el varón es más veraz que lo que opina una mujer.

Entras a un laburo y todos los chabones se te vienen encima, queriendote levantar, alguno más rápido que otro. Incluso me pasó que tenía uno que me hacía masajes en los hombros sin que yo le pidiera ni nada, totalmente desubicado.

Jefas que tienen enormes problemas con su subordinados por el hecho de ser mujer

Ejemplos de hasta dónde llega la misoginia (número 2.343.948.949):

cuando alguien quiere algo insólito, en general se lo piden a la mujer, porque saben que preferimos decir que si antes que hacernos fama de “no copadas” o “mala onda” y si sos la que pone freno a esas conductas, sos efectivamente la “mala onda”, “tene cuidado con esa”, cuando en los varones se percibe como una forma de liderazgo y firmeza.

Y siguen

El micromachismo que sufro más frecuentemente es el de “enseñarme” cómo se usa x herramienta como si fuera una nena de 5 años.

 

Se creen reyes de la manada y superiores de las mujeres. Con sus chistes misóginos homofóbicos y despectivos. También sufrí en un seminario geek una tocada de cola

 

No tomen en cuenta mis opiniones.

 

Que las mujeres no saben programar.

 

Salíamos a comer con mis compañeros varones y hablaban siempre de ir de putas y se disculpaban conmigo por ser mujer y lo hablaban entre ellos haciendome a un lado

Hubieron comentarios sobre abusos físicos directamente, más que micromachismo ya es delito.

Todas las preguntas y sus resultados las pueden bajar de Resultados encuesta.