Nada de todo lo escrito acá sería posible sin la ayuda de mujeres feministas que con mucha paciencia han instruido, han marcado los machismos (micros y macros), han escrito, grabado, aportado, movilizado, que nos beneficia enormemente a todos.

A todas ellas:

¡Gracias!